oaweb.com.ar


Venezuela: empiezan a relucir bonos defaulteados.

La resolución de la crisis político institucional que se desató en Venezuela está lejos de avizorarse, pero los mercados volvieron a poner la atención en los defaulteados bonos de la deuda del país caribeño.


La deuda venezolana entró en crisis desde noviembre de 2017 cuando el Gobierno de Nicolás Maduro dejó de pagar el vencimiento de u$s1.053 millones del Venezuela 2018 y desde entonces se sumaron 37 casos más, que catapultaron el riesgo-país a niveles de 6.928 puntos básicos el último día de 2018.

Los mercados, que hace tiempo habían dejado de seguir los papeles de Venezuela, volvieron a poner un ojo en las cotizaciones a partir de la posibilidad de que la crisis que enfrenta a Maduro con el líder de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente interino, Juan Gaidó, se resuelva a favor de este.

La sola posibilidad de que se modifique la situación política en Caracas a favor de Gaidó hizo que el riesgo-país de Venezuela cayera de 5.788 puntos básicos a 4.889 bps en menos de 3 días.

El menú de bonos venezolanos es amplio e incluye títulos soberanos con una duration de hasta 5,3 años, bonos de PDVSA y de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). Las cotizaciones subieron esta semana pero de todos modos los precios se siguen moviendo en un rango que en general va de 25% a 35% de los valores nominales. Es decir, a una cuarta parte o a un tercio de la par.

“Hace tiempo que no sigo Venezuela, pero para entrar esperaría que los precios lleguen a 40 (centavos por dólar) y esté un poco más definido el panorama”, dijo un avezado operador de bonos en Buenos Aires. Argentina antes de la reestructuración de 2005, por ejemplo, cotizaba en niveles similares, hasta 40%. Casi definido el canje valía 50%.

La realidad es que, en el mejor de los casos, un eventual proceso de renegociación y regularización puede ser largo. La deuda venezolana llega a 75% del PBI y salvo un corporativo/estatal, todos los papeles están en default, pese a que hay quienes se ponen puntillosos con la definición de default.

“El único performing es el de Pdvsa 2020 cupón 8,5%, por eso cotiza a 95,81%, con una TIR de 10% y ahí es preferible un bono de Argentina”, sostiene Gustavo Neffa, de Research for Traders.

La gran apuesta, de acuerdo a Neffa, está en los CDS a 5 años, los seguros contra default. “En el supuesto de una salida inmediata de Maduro podrían comprimir hasta 4.000 puntos de los 8.023 en que cotizan hoy. Y si una futura administración abre una reestructuración de deuda los CDS pueden llegar a 1.000, tomando en cuenta el comportamiento histórico”.

Los que más reaccionaron en los últimos días son los soberanos, pero casi con exclusividad en Venezuela 2027, que pasó de 23,40 a 31,12 dólares por lámina de 100, una suba de 33% en lo que va del año. Es el benchmark, o bono de referencia del mercado.

“Es un flip coin”, comentó el analista financiero Christian Buteler, en relación a tomar una posición en Venezuela. Tirar una moneda al aire que puede caer para cualquier lado y quedar en suspenso por mucho tiempo. “Hace falta coraje y mucha paciencia para ese deal”.

La situación es compleja no solo en lo político, con China y Rusia apoyando a Maduro y Trump reconociendo a Guaidó. ¿Qué sucedería por caso ante un eventual caso de violencia en la embajada americana en Caracas? Maduro exigió el retiro de sus diplomáticos y Washington se negó. ¿Cómo hará Maduro para vender y cobrar el petróleo, ahora que su autoridad está cuestionada? El 8% del crudo que se refina en Houston es de procedencia venezolana.

En Venezuela hay varios tipos de cambio. El año pasado, de acuerdo a las estadísticas de The Spectator Index, uno de los bolívares se depreció 2,5 millones por ciento y fue la moneda que peor se comportó contra el dólar. La inflación del año pasado fue de 1,4 millones por ciento.

La última actualización del World Economic Outlook (WEO) presentada por el FMI en el Foro Económico Mundial de Davos, proyectó una inflación de 10.000.000% (diez millones por ciento) para 2019.

Demasiados números para explicar una macro claramente inviable. En el mercado, más que respuestas, lo que se busca son grandes oportunidades. ¿Lo intuyen? Una hiperinflación de cifras menos espiralizadas fue, hace casi 100 años, el principio del fin de la República del Weimar.


 (oaweb.com.ar)

Otros Ambitos WEB
E-mail:contacto@otrosambitosweb.com.ar
Rosario - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES


Diseño sitios WEB
Copyright ©2019 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados